Descarga aquí:  LIBRO BLANCO DE PEÑALOSA

El Libro Blanco de Enrique Peñalosa pretende mostrar la gran estafa que ha significado la gestión del actual alcalde de Bogotá. En un año movido por varios escándalos y discusiones de orden nacional, las discusiones locales estuvieron en un segundo plano: la Alcaldía de Enrique Peñalosa había pasado de agache, por eso, la necesidad de este informe.

Culminando el tercer año de mandato, hemos iniciado el balance de la gestión del Alcalde Peñalosa. Tal balance lo hemos desarrollado en dos ámbitos. El primero tiene que ver con la ejecución presupuestal y el cumplimiento en metas de todo el Plan de Desarrollo discriminado por entidades. El segundo tiene que ver con los procesos de contratación de la Alcaldía, donde se entablan relaciones con financiadores de campaña y con los partidos políticos que soportan la coalición de gobierno en el Concejo de Bogotá.

Para el primer campo de investigación tomamos el reporte que nos remitieron las entidades a corte de octubre del presente año. Los datos arrojados muestran un atraso general tanto en ejecución presupuestal como en cumplimiento de metas donde el 10% de las mismas tienen un avance del 0%. La mayoría de las obras entregadas vienen de la administración anterior y el impacto social no se percibe. Los números, que hablan por sí mismos, derrumban la idea del técnico y administrador del Alcalde Peñalosa.

Para el segundo campo de investigación, establecimos las principales relaciones entre financiadores de campaña tanto de concejales como del propio Alcalde con contratos otorgados por la Alcaldía. Se descubrió el conjunto de entidades cooptadas por los partidos políticos y se hizo un corte de los procesos de contratación de la presente administración. Debemos decir que cerca del 90% de los contratos han sido realizados por modalidades de contratación directa sin ningún tipo de convocatoria pública o proceso licitatorio. Encontramos convenios de asociación por montos hasta de 3 mil millones de pesos y un convenio de Cooperación por cerca de 31 mil millones de pesos.

Es sabido que en Colombia la corrupción pública entra por las campañas. Es así que el informe que presentamos es punta de lanza que alerta sobre posibles pagos de favores políticos vía contratación estatal. La ilegalidad ya lo determinarán los entes de control, pero desde el punto de vista ético es completamente recriminable. Compartiendo las definiciones de corrupción que utilizan Transparencia Internacional como “el abuso del poder para el beneficio propio” y del Banco Mundial que la entiende como “uso de la función pública para obtener ganancias privadas”, la Alcaldía de Enrique Peñalosa ha estado plagada de prácticas corruptas. Se ha pasado por alto el bien general en beneficio de entidades privadas y se evidencia la cooptación de entidades por grupos políticos.

Agrupando el balance en materia de cumplimiento de metas y de ejecución presupuestal de esta Alcaldía, junto a los sospechosos procesos de contratación y relacionamiento político que se ha tenido con los partidos y los concejales de la bancada de gobierno, se permite auspiciar que este mandato es quizás, uno de los más ineficientes y corruptos de la historia de Bogotá.

Este informe es la puerta de entrada a investigaciones que deben ampliarse con miras al cierre de cuentas que debemos hacerle a Enrique Peñalosa en su último año de gobierno. Esperamos que la ciudadanía crítica nos ayude a profundizar y complementar.

Aquellos que amamos Bogotá nos unimos para rescatarla del nefasto paso de Enrique Peñalosa. ¡Actuemos!

 

 

David Racero

Representante a la Cámara por Bogotá
Coalición DECENTES-MAIS

#CongresistaDeLaGente

Actuemos

 

Anuncios